sábado, 21 de mayo de 2011

Miedo


Tenia miedo a dejar de ser un niño, a no volver a ver a Cassie . A volver a sentirme rechazado por alguien. Tenia miedo de que Naia no me correspondiera...
Mis piernas parecían pensar por mi. Corrí, lejos, muy lejos, tanto como me permitió ese terror indómito que me entumecía los pies..
Paradójicamente, solo cuando vi el humo saliendo de la casona, dejé de tener miedo...

2 comentarios:

  1. uisuis! hay humo? el miedo es malísimo, aunque está ahí, y a veces es difícil no hacerle caso :)

    ResponderEliminar
  2. Uy, pues si te gustan las chicas así eres un especímen :) Porque a la mayoría de los chicos les aterran jaja (que conste que recalco LA MAYORÍA, que sé que no todos sois así!) Me pasaré vale? me he leído alguna entrada más corta que no tengo tiempo :(

    ResponderEliminar