viernes, 27 de mayo de 2011

La Feria de Los Sueños Olvidados


A veces Valeria solo necesitaba desparecer del mundo por unas semanas.
Distanciarse de esa realidad que tanto le asqueaba y le confundía.
El sitio perfecto para ello era sin duda la vieja feria de "los sueños olvidados", donde la nostálgica y majestuosa noria de madera le trasladaba a mundos fantásticos y estrafalarios que solo existen en la mente de los niños.
Porque Valeria era ante todo eso, una niña asustada que no quería crecer.
Y durante esos días vivía entre nubes de algodón y trenes de la bruja. Sin mas familia que la mujer barbuda y el payaso triste. Y vagabundeándo entre la magia de tarot y las jaulas de los tigres
Eran esos días los que permanecían en su memoria, esas tardes de risas con sabor a palomitas de maíz..

4 comentarios:

  1. Tenía el sindrome de Peter Pan... aunque, en este caso, bien podia ser de Campanilla

    ResponderEliminar
  2. Creía que al llegar a lo más alto de la noria Peter Pan y los Niños Perdidos la llevarían con ellos al país de Nunca Jamás

    ResponderEliminar
  3. Me ha recordado a un libro que leí de pequeña, una feria donde había atracciones de fantasía; como una especie de cine donde proyectaban el color de tus pensamientos o una excursion subterranea al centro de la tierra (:
    ¡Y miles de cosas más! Pero ahora mismo no lo recuerdo bien, por desgracia.

    Bueno, que me gusta el pequeño relato (:

    ResponderEliminar
  4. Que bonito texto y que bonita comparación. ¿Sabes? Vi que te gustaba mi blog y que me seguuías, y he venido a darte las gracias. Pero en cuanto he visto que en tu blog hay un pequeño texto del libro "Marina", me he puesto más contenta que unas castañuelas. Es mi libro favorito, me lo he leído ya algunas veces y espero volver a leerlo otras más. Me alegra que alguien a quien no conozco de nada comparta algun gusto conmigo ^^ Saludos y gracias!
    PD: No hace falta decir que te sigo no? :)

    ResponderEliminar